Hace unos (muchos) años, Peter Norvig expuso en su blog sobre la fascinación de algunas editoriales de nombrar a sus libros de programación con nombres como "Aprende X en 7 días" denotando que había mucha gente interesada en aprender o que la programación es demasiado sencilla.

Me cuesta mucho trabajo ver que tiempo ha pasado, y aún siga existiendo la misma intención de venta: libros estilo comida-rápida.

Imagínate por un momento este tipo de libros en otras profesiones: Operación de Fimosis en 7 días o Extracción de molares en 4 horas. ¿Te animarías?

Hay mercado para todos y para todo tipo de productos... pero ¿de verdad? No dudo que existan contenidos excelentes. Joyas de la corona.

Creo que no soy su target. Al menos yo no sería capaz de aprender X en 7 días sin practicarlo concienzudamente. Si me propusiera ¿cuanto tiempo tardaría en aprender machine learning? ¿7 días? ¿un mes? ¿talvez un año?

Ahí me la dejo, una reflexión más interna que técnica.